Welcome to Avis

Explora el territorio nacional

Ahorra hasta un 10% de descuento

AHORRA HASTA UN 10% EN ESPAÑA

 

No te lo pierdas y reserva hoy tu coche. Disfruta de una escapada a España, y ahorra hasta un 10% en el alquiler del coche con la opcion de pagar ahora.

¿Estás listo para un viaje único e inolvidable por España? Recorre las carreteras de este hermoso país en un coche de Avis.

Elige España como tu próximo destino. Es el lugar perfecto para los viajeros que buscan descubrir los lugares y monumentos más conocidos del país pero que también están dispuestos a dejarse llevar y conocer todas sus joyas ocultas. España combina lo moderno y lo tradicional para ofrecer experiencias inolvidables.

España cuenta con casi 8.000 kilómetros de costa donde descubrir pintorescos pueblecitos de pescadores o grandes ciudades costeras. También alberga calas de aguas turquesas escondidas entre bosques o playas de arena fina y aguas cálidas. Con miles de horas de sol al año, España es un destino para aquellos a los que les gusta relajarse en una playa, pero también descubrir espectaculares o admirar la puesta de sol. Viajar por la geografía española significa conectar con el mundo y ponerse en contacto con la impresionante naturaleza. Pero si lo que buscas es un viaje lleno de experiencias, también puedes dejarte sorprender por su patrimonio cultural único, con 49 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad. Y por el camino, puedes parar para disfrutar de la comida española, conocida por su sabor, su variedad y su calidad.

Decidas lo que decidas, te ayudaremos a llegar a tu destino, y aprovechar al máximo tu viaje. *Puedes alquilar un coche de Avis en varios lugares de España, con un descuento de hasta el 10 % si eliges la opción de pagar ahora. Aquí hay una pequeña muestra de qué puedes descubrir en España:

ISLAS BALEARES

 

El archipiélago de las Islas Baleares es un paraíso en el que encontrar un mar de posibilidades. Entre sus islas se puede disfrutar de calas de ensueño, bellos parajes, costas de aguas cristalinas, pero también de un apasionante ambiente cosmopolita, una gastronomía tradicional de calidad y sabor mediterráneo, y una riqueza cultural sin igual. Las cuatro principales islas Baleares se encuentran frente a la costa este de España: Mallorca, Ibiza, Menorca y Formentera. 

Mallorca, la isla más grande del archipiélago, te sorprenderá por sus contrastes, donde la montaña se funde con el mar. Si lo que te apasiona son las playas, en Mallorca podrás disfrutar de 550 km de costa y más de 200 playas de todo tipo, desde playas de arena blanca y fina, hasta calas recónditas o impresionantes acantilados. 

Menorca destaca por su patrimonio cultura, consecuencia de su condición de enclave estratégico en el corazón del Mediterráneo occidental. En ella, puedes encontrar monumentos y pequeños rincones que reflejan la fascinante historia de la isla: palacios, castillos, ciudades de origen medieval… Y es que historia, tradición y cultura se unen en esta isla dando lugar a un destino que se disfruta con los cinco sentidos.

Ibiza es la isla más cosmopolita y multicultural, donde convive su lado apacible y cultural, con aquel que cobra vida cuando cae la noche. Además, Ibiza cuenta con un gran valor histórico, cultural y arquitectónico, ya que la capital de la isla es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y más allá de la capital, la esencia de Ibiza se esconde en cada uno de sus pueblos, una ruta alrededor de su geografía te permitirá disfrutar de pueblos como Sant Antoni de Portmany, donde puedes disfrutar de los mejores atardeceres de la isla, hasta San Carlos, donde conocer el legendario mercadillo de Las Dalias.

Formentera es una isla donde conducir hasta rincones secretos y bellos parajes donde perderte. 20km es la distancia más larga que separa los puntos más alejados de Formentera, convirtiendo la isla en el lugar perfecto para conocer sus pueblos, sus playas paradisiacas o sus impresionantes faros. 

CATALUÑA

Bordeada por las montañas y el mar Mediterráneo, Cataluña es una región con una especial tradición. A través de carreteras panorámicas puedes descubrir kilómetro a kilómetro el paisaje, el arte, la historia y la gastronomía de un territorio único. Si algo caracteriza a Cataluña es su belleza natural, posee kilómetros interminables de playas de arena y horas de sol en verano. Encontrarás pueblos pesqueros y calas románticas, así como ciudades medievales con castillos antiguos. La costa se extiende desde Blanes hasta Roses, cerca de la frontera francesa. Y mientras recorres la costa de norte a sur puedes disfrutar de destinos costeros como la exclusiva localidad de Sitges, las tranquilas aguas de la Costa Dorada o el municipio de Cadaqués, que fue la residencia de artista Salvador Dalí.

En ciudades como Barcelona puedes disfrutar de sus edificios de ensueño como La Sagrada Familia o el Palau de la Música Catalana. Pero no puedes perderte el encanto de Girona, con su patrimonio medieval, el de Tarragona, antigua capital romana, y el de la montañosa Lleida. Recorriendo la idílica geografía de valles y colinas puedes descubrir pintorescas ciudades medievales, puertos marítimos o tranquilas aldeas rurales. En las provincias catalanas se esconden lugares Patrimonio de la Humanidad como El Monasterio cisterciense del Poblet en Tarragona, o el valioso conjunto de iglesias del románico catalán del Vall de Boi, en Lleida.

 

COSTA DEL SOL

Bañada por el mar Mediterráneo, la Costa del Sol abarca más de 150 kilómetros de litoral en la provincia de Málaga, al sur de España. Se trata de un destino para todos los gustos, desde familias con niños, hasta amantes de la naturaleza,  del turismo de sol y playa, o aquellos que prefieren las compras o disfrutar de la gastronomía.

En un viaje en coche de unos 180 kilómetros, es posible descubrir con tranquilidad algunos de los lugares más hermosos de la zona costera, siendo la capital, Málaga, un punto de parada imprescindible. En Málaga, ciudad natal de Pablo Picasso, se respira cultura en cada esquina y se pueden descubrir lugares tan bonitos cómo la Alcazaba, el Castillo de Gibralfaro o la Catedral. Los amantes de la playa pueden continuar su ruta hacia otros destinos turísticos costeros como Nerja, Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Estepona y Marbella. Sin embargo, la Costa del Sol también conquista con su impresionante interior, donde se encuentran pueblos de casas blancas con calles estrechas, construidos en plena sierra y descubrirlos supone una experiencia única. Pueblos como Frigiliana, Antequera o Ronda te sorprenderán por su extraordinaria belleza.